Consejos que te ayudarán a evitar que un ladrón entre en tu casa cuando estés de vacaciones

Irte de vacaciones unos días o semanas y estar todo el tiempo pensando en si te vas a llevar una desagradable sorpresa cuando vuelvas es la mejor forma de desperdiciar los pocos días libres que tienes a lo largo de un año.

Por ello, para que puedas disfrutar del mar, de la montaña o en definitiva de tu mayor pasión sin ninguna preocupación, nuestros amigos de Grupo Rabasco quieren darte algunos consejos que te serán tan interesantes como útiles. Y es que un cerrajero conoce tanto los entresijos de una cerradura como los métodos perpetrados por las ladrones, ¡nadie te podrá orientar mejor que ellos!

Guía para evitar que los ladrones entren en tu casa cuando no haya nadie en ella

Para entender los siguientes consejos, hay que hacer un esfuerzo e intentar meterse en la cabeza de un ladrón. Si hay algo que les obsesiona a este perfil de criminales es la rapidez y el sigilo, cualquier cosa que obstaculice su camino es un paso bien dado a que no entren en tu hogar cuando no estés en él durante un periodo relativamente largo.

Sensores o temporizadores de luz

Como ya hemos dicho, a los ladrones les obsesiona el sigilo y odian la luz, por lo que colocar en el entorno de tu vivienda temporizadores o sensores que enciendan las bombillas cuando pase alguien puede ser una defensa tan sencilla como efectiva. Si su presencia es visible desde el exterior gracias a esa luz, seguramente rechacen la idea de allanar tu hogar. Incluso, siempre en la medida de lo posible de cada persona, existen formas de programar encendidos y apagados de las luces de la casa, un método interesante para dar la impresión de que sigue habitada.

Ojo con las redes sociales

No suele ser lo más habitual, pero en algunos casos, los ladrones realizan un seguimiento a los hábitos de sus víctimas, ¿y sabéis donde encuentran la mayor cantidad de información? Exacto, en las redes sociales. Convertirlas en un diario público es como prácticamente darles las llaves de tu hogar a estos amigos de lo ajeno. Evidentemente, entendemos que quieras dar envidia a tus amigos y no te vamos a prohibir que compartas tus momentos más felices, pero sobre todo, mucha precaución e intenta que tu perfil sea lo más privado posible. Y por supuesto, si te vas de vacaciones (y esto se aplica también al mundo offline), compártelo con tus personas más allegadas y no facilites esa información fácilmente.

¿Persianas bajadas o subidas?

Existe cierto debate en torno a este tema. Si subo las persianas, el interior de la casa puede ser visible desde fuera de la misma; si por el contrario, las bajo, parecerá a todas luces que no hay nadie en la vivienda. El secreto, como siempre, está en el equilibrio y en intentar que la fachada aparente la mayor normalidad posible, sin revelar ninguna información a posibles ladrones o delincuentes que deambulen por la zona.

Ahora que ya sabes algunos consejos para evitar hazañas poco deseables, aplícalos “a raja tabla”.